Visitando la Pequeña Luisa y el encuentro con Carlota

Pequeña LuisaHace escasamente una semana, me comentaron que existía en Alicante un rinconcito llamado Pequeña Luisa, y que no debía dejar escapar la oportunidad de visitarlo. De manera, que fui a verlo. He de decir, que me sorprendió gratamente. “Pequeña Luisa” no es una cafetería convencional, sino que por el contrario, han sabido transformar el concepto de lugar de encuentro, proporcionando un clima agradable, en el que se conjugan dos aspectos de lo más atractivo.

Por un lado, el tener la ocasión de disfrutar de una muy diferente oferta gastronómica, y en segundo lugar, la gran variedad de actividades, talleres, exposiciones temporales y propuestas artísticas, que ofrece al público interesado. Todo un abanico de opciones para satisfacer los gustos más variados. Esto ha sido posible gracias a Sómnica, la mujer que hay detrás de este proyecto, que ha sabido cuidar cada detalle que hay en el interior del local.

Y precisamente, dentro de ese gran universo de posibilidades creativas, nos encontramos con Carlota. Ayer por la tarde se llevó a cabo la inauguración de las ilustraciones del libro “Carlota es feliz, de la mano de Guillermo Caballero, a quien pude conocer y tener la posibilidad de hablar sobre esta iniciativa y por qué surge la necesidad de hacer un libro como este.

Pero pongámonos un poco en antecedentes y empecemos explicando quién es su protagonista. Carlota es una niña de 5 años de padres separados. Es alegre, le gusta dibujar, ir al cole, disfrazarse y jugar con su perro Bandido, y como cualquier niño, también le gusta compartir momentos de compañía y diversión tanto con su padre como con su madre.

Si bien la idea del libro está concebida como una historieta para niños que estén pasando una experiencia similar a la de Carlota o la hayan pasado, creo que además es un estupendo libro para los padres, ya que aborda un tema tan delicado como es el de la separación, y cuyo principal objetivo es el bienestar emocional de sus hijos y por consiguiente favorecer que crezcan en un entorno saludable y sin conflictos.

Guillermo me decía que algunos niños se habían sentido identificados con Carlota, y que muchas de las situaciones que aparecen en sus historias eran muy parecidas a las que les había sucedido a ellos. Es importante destacar, que detrás de este gran trabajo, existe todo un asesoramiento y orientación por parte de una psicóloga, que ayuda a que la narración y las actividades que ofrece el libro, sirva para que los peques puedan expresarse y mostrar sus sentimientos compartiéndolos con sus padres.

No cabe duda que Carlota en un ambiente así es feliz, y sería estupendo que aquellos niños que tienen que pasar por una circunstancia semejante también lo fueran.

No quiero terminar esta entrada sin dar las gracias a Sómnica por el trato tan estupendo que nos dio, y sobre todo a Guillermo por tener la gentileza de explicarme detenidamente este trabajo y cómo fue elaborado. Gracias a los dos.

Share Button

2 comentarios:

  1. Hola.
    Aunque no he comentado nada hasta ahora, os sigo desde hace un tiempo. He leído todas las entradas de este blog, aprendiendo muchas cosas gracias a vosotros.
    Confío en que sigáis dándonos a conocer el trabajo de muchos más artistas.
    Quizá suene algo cursi, pero lo cierto es que vuestra labor hace un poco más habitable esta ciudad, y nos permite recuperar la fe en su futuro.
    Enhorabuena!

    1. Hola Raúl, gracias por tus palabras, son un aliciente para seguir y continuar aportando nuestro granito de arena en difundir todas aquellas propuestas que creemos que deben ser dadas a conocer. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =