Daniel Arte Escolano - Daniel Escolano Carcel

El artista y la madre, de Daniel Escolano Cárcel.

El verano ha finalizado y después de un largo período sin publicar me decido de nuevo a hacerlo y esta vez nada mejor que con una exposición. Hacía tiempo que quería ir alguna pero no encontraba ni el tiempo ni el momento adecuado. De manera que, cuando leí en el periódico que el museo de la Universidad de Alicante presentaba la exposición de Daniel Escolano Cárcel, “El artista y la madre”, me fui a verla.

Con frecuencia se suele aludir a un sinfín de calificativos y términos para justificar la valía de la obra de un artista. En este caso el trabajo de Daniel Escolano, marca perfectamente las pautas de todo un proceso creativo que permite modelar, desde la percepción singular del autor, cargada de misticismo, deidades, paisajes oníricos y seres provenientes de otros mundos, que experimentan una gran plasticidad hasta lograr alcanzar el sentido conceptual de su creación.


La exposición se desarrolla en torno a tres actos o episodios, en los cuales se reconoce con total claridad dos aspectos que son una constante en la existencia vital, no sólo del autor, sino también, de cualquier ser vivo: el origen y el fin, la vida y la muerte, la génesis y la síntesis, pero también el eros y el thánatos. Dichos antagonismos son los promotores de brindar una fuerte carga expresiva a los cuadros con los que nos encontramos. De igual modo, la búsqueda del equilibrio de dichas fuerzas es la encargada de conectar el mundo de los sueños con el real, dando forma a un verdadero espacio geográfico surrealista. Sin embargo, el equilibrio y la armonía que se refleja en la primera parte de la exposición, van dejando lugar a la aparición de conflictos que sacuden al propio artista. Ocasionando una fisura en la inicial creación pura e idealizada, manifestándose de manera más evidente la confrontación de esas dos potencias y que irremediablemente terminan emergiendo, con toda la violencia inaugural de un alumbramiento.

Pero sin lugar a dudas si hay que subrayar la pieza clave de esta exposición, es la presencia de la madre de Daniel Escolano, María. Ella es la encargada de dotar de significado a la obra del artista, y no sólo a través de la representación figurativa que de ella se hace, sino que se extiende a la forma en que Daniel entiende su propia concepción, como una experiencia sobrenatural, en la que él se hace presente incluso antes de su propio nacimiento. Así pues, ella es la que engloba y da coherencia a cada uno de los elementos que se desprenden del universo mágico de su hijo. Cuadros como Retrato de la madre del artista (María) (1983), o Madre (1997), son un buen ejemplo de ello, y en el que se observan otros elementos que han ido acompañando a Escolano a través de su producción: su entorno (barrio de San Gabriel), el mar, el cielo, la tierra y la influencia oriental que impregna gran parte de su obra.

El artista y la madre”, es una excelente ocasión de apreciar y descubrir, para aquellos que todavía no conocen la obra de Daniel Escolano, de cómo el artista comprende su mundo en continuo estado de cambio, adecuando aquellos componentes que se han ido fusionando durante todo su ciclo vital. Espero que los que se animen a verla disfruten tanto como lo hice yo.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × uno =